19.3.09

Padre...

.
Padre...
la casa
tanto
te extraña
hace tiempo
que has partido
y el silencio
de tu ausencia
se fue en el aire
contigo.
Padre...
cuanto te extraña
tu sillón
que está vacío
tu cama
tus fotos
tu libro
el cafecito
cargado
y el cigarrillo
encendido.
Te extrañan
las flores
y el vino
la soledad
de la estancia
donde quedabas
dormido.
Los vasitos
ya están secos
sin aquel whisky
escogido
que mirándonos
callados
tantas veces
lo bebimos.
Padre...
¡Como es la vida!
que pronto
te convertiste
de hombre fuerte
en un niño
y te fuiste
sin pensarlo
caminando
hacia el vacío.
Padre mío...
¡Que tarde!
que tarde
nos
comprendimos
más que un hijo
hubiera sido
eternamente
tu amigo.
Padre...
no sabes
cuanto
te extrañan
los pajaritos
del nido
y un hombre
llora en silencio
entre mi pecho
escondido.

LuiS L3mOs
.

No hay comentarios: