1.2.09

Torrentes Hematíes

.
Bajan por nuestras venas
torrentes de hematíes
fulgurantes de energía.
Surge, humano ser, de tu arcilla incomprensible.
Levántate y toma conciencia de que eres.

Alzo mi brazo
con la mano llena de mieses
arrancadas a mi fatiga.
Con la boca llena de miel,
el alma, de estupor
por el enigmático don de la vida.
Dilato mis pulmones
con la luz de la mañana.
Dejo que mi piel se embeba de caricias de viento
de susurros de alas.

Yérguete, mortal.

Lavo mis labios con manantial de monte.
Depuro mis pensamientos con los soles.
Siento que puedo ser bueno, justo, libre.
Que mi cuerpo animal es sólo circunstancia.

Siento que soy también polvo de estrellas.

Y que soy chispa de Dios.
Porque Él me ha modelado con sus manos
su palabra
su voluntad y su esencia.

Siento que podría ser mar, tierra, flor.
Yo soy el que elige. Tierra, mar, flor
o desecho...
¿Ser nieve, luz
caridad, veneno
compasión, perversidad?

Bajan los ríos
por las venas encendidas
No sé por qué soy
pero soy.
*
Lo que al Hombre le toca
es emprender el camino del retorno.

Nisa Forti
.

No hay comentarios: