7.2.09

Fértil aridez

.
La mirada de los gnomos
sacude los cipreses.

Una lluvia azulada tintinea
sobre las baldosas del recuerdo
y en el silencio de la noche apocalíptica,
la aurora muere.

La tempestad del silencio
destruye las compuertas del alma.

Se astilla la piel.
El germen espera.

Liliana Spaltro
.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Una lluvia azulada tintinea sobre las baldosas del recuerdo...que bello.
Boris Gold