9.1.09

Traidora

.
El povero caprino, desesperado aguarda
la llegada temprana de su pareja amada,
quien está en pago aleve. La bestia enamorada,
por su caro cabruno, llantos y penas guarda.

La novia del carnero sufría tanto y parda
más su ánima se hacía por ser envenenada
de traición y falsía... No era ella la encornada,
sino su prometido. ¡Maldita la bastarda!...

Al caprario más guampas le salieron que patas,
por la grave mentira de muy baja alma ingrata,
que su cabra estimada, sin dudar le comete...

Al pobre le mintieron con mal hecho que mata,
ella no lo quería, pues tiene cor de gata,
que a su tan adorado, tantos cuernos le mete...

Juan Cruz Acosta
.

No hay comentarios: