16.1.09

Puntos de vista

..................Esa mariposa me saluda cuando pasa y las flores del jacarandá se ríen a carcajadas porque se cuentan chistes cuando me ven llegar.
..................Hay un rayo de sol que siempre se demora para no dejarme sin luz y yo deba quedar sin saber cómo termina el cuento que estoy leyendo.

..................Un grillo entre los pastos insiste en recordarme una canción que tengo olvidada.
..................Sonríe la niña, feliz con sus pensamientos.
..................La enfermera llega corriendo, sofocada, destraba la silla de ruedas y se disculpa:
—Perdón por mi retraso ¡Cómo te habrás aburrido!
—¡De ninguna manera! –contesta la niña.


Nilda Bernárdez
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El mundo interior es el que nos salva del aburrimiento y nos reconcilia con la realidad que nos toca vivir.
¡Bravo, Nilda!
Felicitaciones y un fuerte abrazo
Marìa Rosa Leòn

Marta Besednjak dijo...

Hay gente que camina normalmente pero tiene nulos los pensamientos.
Esta es otra manera de caminar.
Muy bien como siempre, Nilda.
Marta Besednjak