16.1.09

Las Sirenas y Ulises

.
La sirena de Ulises

Callabas…
tu rostro misterioso
era pálida esfinge.
Solo el susurro del viento
invadía el sopor del aire.
El deseo silencioso
coronó la noche insomne
y tú, melancólica musa,
entre ardientes abrazos
y proféticos cantos,
desperezabas
del milenario letargo,
sobre la aguzada escollera
de maléficas sirenas.
Embriagadora…
bella noctiluca iridiscente,
cruel e irresistible,
..........................me devorabas…

Viviana Walczak

Y elmundo fue silencio

del fondo de mi mente
viene,
no del mar,
el brillante ardid
de la cera en los oídos
fue mi condena

mentiroso Homero
como podía
volver a Penélope
y su tejido eterno
cuando mi mente
y mi corazón
en un solo acto
quedaron vacías
de Troya y mi vida

ningún sonido más

sólo ese canto
resuena en mi mente
–por cobarde dice / no por astuto–
retumba en mi corazón
–rechazaste nuestro amor–
y el mundo fue silencio

Luis Alberto García
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

RECHAZASTE NUESTRO AMOR Y EL MUNDO FUE SILENCIO.....MUY BUENO.
Boris Gold

Anónimo dijo...

Creo que Homero omitiò el detalle de la sordera de Ulises para alentar la esperanza de Penèlope.
¿Por què las mujeres seguimos siendo tan incautas en eso de la espera del amor?
¡Muy bueno, Luis!
Espero seguir leyèndote.
Un beso grande
Marìa Rosa Leòn