2.1.09

Constantes de Howard


Constante Nº 17:
A veces, la conciencia es un juez; otras un cómplice.
Hay importantes transgresores que acomodan sus razonamientos para auto-convencerse de que están en el camino ético y correcto y que las canalladas que están urdiendo o practicando son actos de plena virtud.

Constante Nº 94:
La muerte no redime: un sinvergüenza que se murió, es un sinvergüenza muerto.
El hombre siempre ha tenido una actitud reverencial hacia la muerte. Su incapacidad para escrutar lo desconocido, lo llena de temores y de dudas.
Esta postura mental provoca que, cuando un individuo se muere, se tienda un piadoso manto de olvido sobre todas sus canalladas, dejando en manos del más allá el juzgamiento de su conducta.
Como ese juzgamiento no me consta, adopto la posición más terrenal de atribuir al César lo que es del César.

Jorge Pablo Howard
.

No hay comentarios: