2.1.09

Cierro los ojos…

.
Cierro los ojos, y la tierra descansa, descansa el sueño interminable del que nunca duerme.
Respiro las hojas que impregnan el aire, la humedad de la lluvia que viene o se va.
Camino y camino, siguiendo los pasos de ancestrales figuras y, aunque quiero llegar, no tengo un destino.
El viento me habla en la noche; es tarde, pero no me importa. El tiempo me da náuseas, me duele en el cuerpo, me taladra la mente y el alma.
Y, sin embargo, no quiero. No sé si el vértigo se detiene alguna vez, si la tierra abismal entre los sueños y la vida alguna vez se zanja. Sólo sé que es de noche y que vago sin rumbo, pero no quiero.


Romina Ezcurra
Antología Taller Literario de Clelia y Javiera
.

No hay comentarios: