16.1.09

Señorita

.
Con asombroso miedo,la miró
!tan bonita¡
Su pimpollo
en rosa florecía.
qué hacer,qué decir...
raro en él: no sabía

Sintió una rara mezcla
de nuevas sensaciones
un algo de tristeza
un algo de alegría.

Se acercó,
la abrazó suavemente.
una lágrima
se le escapó furtiva.

Sonriendo
le susurró al oído...
niña,estás despedida.

Matilde López Camelo
.

No hay comentarios: