14.1.09

A Armando Tejada Gómez

.
Es cierto que nunca te fuiste
sólo tomaste de prestado
el último peldaño que lleva al cielo
y ahora caminas
de nuevo entre nosotros
alterando el orden
de lo injusto
silbando la canción
del alma libre
haciendo que la pausa
de nuestra furia cotidiana
se transforme en ternura
y entonces atrevernos
a rescatar la flor
que tu poesía nos legó
porque sí un verso
dice lo que somos
se debe a que la semilla
tuvo el destino final
de los que como tú
abrieron las puertas de la vida
y llevan un niño en la mirada.

David Antonio Sorbille
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

DAvid, te comenté tu poema en el texto anterior. Mil disculpas y un gran abrazo
María Rosa León

Anónimo dijo...

Muy buen homenaje a un grande, bravo David.
Boris Gold