29.12.08

Letanías de la tercera edad

.
De los temblores,
líbranos, Señor.

De la desmemoria,
líbranos, Señor.

De los menosprecios,
líbranos, Señor.

Del desequilibrio,
Líbranos, Señor.

De la soledad y del olvido,
líbranos, Señor.

De la merma de los sentidos,
líbranos, Señor.

Del deterioro y las humillaciones,
líbranos, Señor.

De las marginaciones y la indiferencia,
líbranos, Señor.

A morir jóvenes
pero dentro de mucho tiempo,
ayúdanos, Señor.
Amén

María Rosa León
.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

bello poema maría Rosa, un abrazoenorme Gus.

Estrella del mar dijo...

BELLA PLEGARIA

Anónimo dijo...

¡Gracias Luis, por tu espacio!
¡Gracias Cus y Stella por su tiempo!
¡Gracias a todos por su afecto!
Besos
María Rosa León

Anónimo dijo...

Líbranos señor de la desgracia de no poder leerte y de no poder verte.
Un abrazo fuerte de Boris Gold

Marta Besednjak dijo...

Como Boris Gold repito que líbranos, Señor, de la desgracia de no poder leerte.
Preciosos los dos poemas como todos los tuyos.
A propósito, hace mucho que no nos vemos. Un beso.
Marta Besednjak